lunes, marzo 31, 2008

Sales de baño caseras



Ingredientes:
sal marina gruesa
aceite esencial de una planta aromática
alcohol de 96º
agua destilada
colorante alimentario

Preparación:
Echa la sal en un recipiente.
Mezcla el colorante alimentario que hayas escogido con el agua destilada, el alcohol y unas gotas de aceite esencial.
Remueve con una espátula.
Extiende la sal ya coloreada sobre un papel de estraza absorbente.
Envuélvela, deja secar durante una hora y envásala en tarros. (dependiendo de la cantidad que hayamos empleado de líquido tardará más o menos tiempo en evaporarse éste. Al secar pierde algo del aroma, es conveniente añadirle cuando lo envasemos unas gotas del aceite esencial para reforzarlo)

Uso: En el momento del baño vierte un puñado de las sales en la bañera.

Esta receta te sirve para preparar cualquier clase de sales de baño. Escoge el aceite esencial según el beneficio que quieras obtener. (por ahora he probado con aceite esencial de eucalipto y de limón)
Puedes darles el color que quieras y perfumarlas con aceites esenciales que, además de dejar una suave fragancia en tu piel, tendrán efectos beneficiosos sobre tu organismo. ¡Disfrútalas!

Una planta para cada efecto
Para relajarte después de deportes violentos o cuando tengas agujetas, dolores musculares o reumáticos, usa sales con aceite esencial de pino (estimulante bronquial y excelente relajante corporal).
Cuando lo que tienes es falta de vitalidad, astenia o decaimiento, puedes optar por el aceite de menta, que es tonificante y ayuda a reactivar el metabolismo.
En el caso de que padezcas algún proceso catarral o estés congestionado el aceite esencial de eucalipto es lo mejor, ya que ejerce una acción euforizante y relajante de las vías respiratorias.
Si tienes dolorido el cuerpo o algún rasguño en la piel, decídete por el de romero ya que es tonificante de la dermis, cicatrizante y antiinflamatorio.
Y cuando lo que quieres es relajarte antes de un evento o cita especial, emplea sales con aceite esencial de lavanda, conocido por su efecto sensual, antiespasmódico y regenerador de las células epiteliales.

Un buen baño después de un día duro de trabajo o antes de una cita especial es uno de los mejores y más saludables placeres.
Puedes optar por la utilización de geles espumosos para relajarte en la bañera de casa o bien dejar que las burbujas cosquilleantes de un jacuzzi consigan eliminar el agotamiento de la jornada.
En cualquier caso, el uso de las sales de baño con aceites esenciales es indispensable para conseguir un mayor efecto, sea el que sea que quieras obtener (relajar, tonificar, descongestionar...). En función de los aceites que escojas lograrás un beneficio u otro. Recuerda que no debes prolongar el baño más de 10 minutos.

LA BOTICA. Cosas buenas de toda la vida – núm 36



Tenía pendiente agradecer a Comoju-Cova y a Teresa que me hayan otorgado el Premio Naranja y también mil gracias a Laura por el premio Blogger del día, esta vez no continúo con la entrega de premios, en otro momento sí que lo hubiera hecho porque lo mejor que tiene recibir un premio es poder compartirlo con otros blogs.... de los que me gustan uno de los que mencionaría sería el blog de OnlyMary.

Etiquetas:

12 Comments:

Anonymous Noelia said...

Qué original! Me lo apunto. Un Saludo!

31/3/08 17:40  
Anonymous Espera said...

Me gusta mucho tu "receta" que voy a probar. Ya sabía que la sal (natural por supuesto) en un baño alivia mucho los dolores musculares pero no sabía que se podía añadir asi color y perfumo. Gracias por la idea y ...
félicitations pour les prix que tu as reçus, amplement mérités !
Hasta pronto

2/4/08 18:55  
Anonymous only said...

MariCruz : te agradezco muchísimo tu mención, me anima a continuar...

Por cierto, el día que tenga tiempo podré poner en práctica algunas de las cosas que nos cuentas tú en este...hoy me resulta imposible,pero todo llegará!

Un abrazo con cariño
Maryluz

3/4/08 20:44  
Blogger maricruz said...

Noelia, a mi también me pareció original cuando la vi en la revista y como tenía los ingredientes a mano y tenía curiosidad hice el experimento.

Catherine, :DDD pues sí la “receta” hace un contraste con el resto!!!!! jajajaja.... después me di cuenta que como la dirección es De sal y arena tampoco desentonaba tanto..... aunque esa sal no tiene que ver precisamente con las sales de baño, viene de una canción que un grupo de folk compuso hace unos años en recuerdo de la marea negra del Prestige.
El caso es que esta receta venía sin cantidades, todo depende de la cantidad de sal.... yo le puse la misma proporción de alcohol y agua destilada, no hay que pasarse, con poca cantidad es suficiente.

Maryluz, tienes un blog extraordinario, solo una de tus entradas o una de tus magníficas fotografías merecería mención de honor (y no mi modesta mención aunque va con todo el afecto), un fuerte abrazo desde esta tierruca que tú conoces tan bien.

7/4/08 15:48  
Blogger Ana said...

Bicho, me has dado en el punto!!!!
Cómo sabes que me gusta todo este arsenal de potingues???
Tengo una caja de madera con todos los aceites que te puedas imaginar, a una nena le duele la cabeza, aceite de menta, a la peque le duele la espalda por el ballet, mami hazme un masajito, que llego estresada del trabajo, inmersión en la bañera con aceite de lavanda. Pero si yo esto lo tengo más empollado que la cocina!!!. No ves que soy puro nervio!!!.
Cómo te agradezco que me dediques las sales tan bonitas y con esas fotos tan conseguidas. Eso de que es el penúltimo no te lo crees ni tú, ya puedes ir pensando en la mutación de tu blog o en el seguimiento que le das pero te quiero ver aquí al pie del cañón, a mí una chicarrrona del Norte no me abandona así como así, OIDO COCINA????
Pues ve preparando algo que mis goteros ahora son semanales y necesito pasearme y cotillear, y entre lo mejor que visito es tu blog, así que guapa, manos a la obra.
Un besazo.

8/4/08 14:56  
Blogger maricruz said...

Ana, me parto leyéndote... no tenía ni idea que eras experta en el tema!!! si lo sé lo hubiera puesto antes.
Sobre lo otro hay que darle tiempo al tiempo. Eso de la mutación lo tengo que pensar, de momento esto ha sido un giro de 180º, jajaja.

Un beso

10/4/08 11:07  
Blogger Andrea y Pierre said...

Hola!
Salga de su escondite señorita, que tiene un blog muy lindo y que merece seguir!

Un abrazo donde quiera que estes,
andrea

11/4/08 20:38  
Blogger Ana said...

Nuevamente mi padre este finde dice: la gente del Norte son de lo mejor que hay!!!. Ah, sí?, pues a mi chicarrona yo la tengo a remojo con sales y ya me estoy cansando porque el otro día me leí el blog entero hasta las 4 de la mañana y necesito novedades, así que por favor, sal del agua que debes estar arrugada como un garbanzo y la materia gris no debe flotar tanto que se enmohece, va xiqueta que nos coja la cojera de nuevo ahora que empezábamos a caminar. Por ahí arriba no dicen aupa?, pues eso: aupa!!!!
Un abrazo.
Ana

12/4/08 22:28  
Blogger Shitaki said...

Hola Mari Cruz ! Una maravilla de receta , y me parto de risa leyendo a Ana .

No se que voy entendiendo de girar 180º

Tu gira todo lo que quieras pero te queremos ver cerca asi que sigue publicando , con ganas y con animo como haces siempre.

Besos.

13/4/08 0:22  
Anonymous Elisa said...

Hola, Me ha gustado la receta y quiero ponerla en práctica, pero ¿Qué cantidad de alcohol y de agua tengo que usar?
Muchas gracias.
Me encantasn tus recetas, son siempre tan originales.

chitina@hotmail.com


Elisa

27/4/08 16:25  
Anonymous Anónimo said...

Hola, estoy preparando una noche romantica con mi novio, quisiera saber cuanta cantidad de sales minerales debo aplicarle a mi jacuzzi?

8/7/09 4:57  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó la receta, es lo que estaba buscando, pero ¿sólo 10 minutos de inmersión? no es muy poquito para tanto estres? Muchas gracias y besos desde esta tierra

5/4/10 1:05  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.